Realiza el cambio de tu vieja caldera de tipo atmosférica, con el quemado de la llama en cámara de combustión abierta, por una caldera de tipo estanca de condensación, el quemado se realiza en una cámara de combustión cerrada, ganando en seguridad en tu vivienda, además de mejorar la eficiencia energética de tu inmueble, con un ahorro en consumo de gas de entorno a un 30%.

 La adecuación de la nueva caldera es muy simple, las viejas conexiones de entrada de gas y de agua fría, así como la salida de agua caliente para radiadores como para ACS se reutilizan en la nueva caldera, el viejo shunt de salida de humos se anula, dado que no se puede utilizar la vieja salida de humos con las calderas de tipo estanco y se realiza un pasa muros de salida a fachada con la nueva chimenea.

 La inversión de esta instalación ronda los 1.500€, la cual se amortiza en un periodo de unos 5 años, si tenemos en cuenta el ahorro en las facturas de consumo de gas de un 30%, y una vivienda normal con caldera atmosférica consume al año en torno a 950€, con una estanca las facturas de gas anuales estarían entorno a 665€, con lo que se ahorrarían 285€ al año y la inversión estaría amortizada en 5,2 años.

caldera estanca
Cerrar menú